Descubre los pasos a seguir para crear tu propia consola portátil con Raspberry Pi

Hoy en día, cada vez son más las personas que deciden disfrutar de los videojuegos en su tiempo libre. La Nintendo Switch, la Play Station 4 y la Xbox One son algunas de las consolas más demandas del mercado, sin embargo, no todos los usuarios apuestan por este tipo de dispositivos electrónicos. Y es que son muchas las personas que prefieren crear sus propias consolas portátiles y disfrutar de juegos retro gracias a los famosos emuladores.

guia para crear tu propia consola de emuladores con raspberri pi


Pero, ¿qué son las consolas portátiles para emuladores? Este tipo de dispositivos permite reproducir la arquitectura de diferentes consolas clásicas como la NES, la Game Boy o la Atari, para que las personas puedan disfrutar de una gran cantidad de videojuegos desde una sola plataforma. Algo inimaginable hace unos cuantos años, pero que se ha convertido en una auténtica realidad que se puede comprar fácilmente a través de Internet.

En el mercado existen diferentes modelos de consolas portátiles como la Android GPD XD PLUS, la MarsGaming MRB o la CXYP Retro Game. Si quieres comprar consolas portátiles para emuladores ya montadas, puedes visitar la web ConsolaPortatil.com. Encontrarás información, análisis y las mejores ofertas. Sin embargo, sabemos que algunos usuarios prefieren crear su propia consola portátil para emuladores desde cero. Por ello, a continuación te ofrecemos algunas claves a tener en cuenta a la hora de diseñar una consola portátil.

¿Cómo crear una consola portátil para emuladores con Raspeberry Pi?

La realidad es que crear una consola portátil desde cero no es complicado, ya que tan solo hay que comprar algunos elementos como una placa informática Raspberry Pi. A través de este tipo de ordenador de placa única, cualquier persona puede crear un dispositivo de videojuegos clásicos en cuestión de un par de horas.




Esta placa informática tiene un tamaño similar al de una tarjeta de crédito, pero dispone de todas las especificaciones necesarias para sustituir las funciones de un ordenador convencional. De este modo, en Raspberry Pi es posible conectar diversos elementos como un puerto Ethernet, un cable HDMI, una memoria RAM, un puerto USB o una tarjeta micro SD.
Se puede decir por tanto, que Raspberry Pi es un mini ordenador portátil que permite ejecutar diferentes sistemas operativos y programas, por lo que resulta ideal para diseñar una consola portátil para emuladores. Sin embargo, para que todo funcione correctamente hay que añadir algunos materiales más que vamos a detallar en el siguiente apartado.

Materiales necesarios para hacer una consola portátil

Sin duda alguna, el elemento más importante a la hora de hacer una consola portátil para emuladores es la placa informática Raspberry Pi. Pero no es el único material necesario para poner en marcha la consola portátil, ya que también hay que comprar otros elementos de hardware como un adaptador de corriente, una tarjeta micro SD o un disipador de calor.

Por otro lado, también es recomendable comprar una carcasa compatible para proteger la placa informática, un cable HDMI para conectar la consola portátil a la televisión, y un teclado o ratón para manejar los videojuegos clásicos con mayor comodidad. Montar todos estos materiales en Raspberry Pi es un proceso muy sencillo, puesto que la entrada de los elementos está perfectamente señalizada.

Una vez que se han montado todos los materiales en la placa informática Raspberry Pi, llega el momento de instalar el software en la consola portátil. Una tarea bastante más compleja, ya que para poner en marcha el sistema operativo es necesario introducir previamente un disco de arranque (para ello hay que instalar el sistema operativo en la tarjeta micro SD).

¿Cómo instalar el software en la consola portátil?

Antes de instalar el sistema operativo en la tarjeta micro SD, lo más recomendable es formatearla a través de algún programa específico como SD Formatter. De este modo, la tarjeta micro SD queda totalmente vacía y no se producirá ningún problema a la hora de iniciar el software en la placa informática Raspberry Pi.

Posteriormente, es necesario instalar el programa NOOBS en la tarjeta micro SD para cargar el sistema operativo en la placa informática. Cuando la tarjeta micro SD esté preparada, tan solo hay que introducirla en Raspberry Pi para que NOOBS pregunte qué sistema operativo se quiere cargar. Llegado a este punto, lo más aconsejable es iniciar el sistema Recalbox, ya que es compatible con la mayoría de las consolas clásicas.

De este modo, los fans de los videojuegos retro pueden emular diferentes tipos de consolas como Game Boy Color, Game Boy Advance, Nintendo 64, Atari, PlayStation o PSP, entre otras muchas. Un sinfín de posibilidades, que llama la atención de una gran cantidad de personas que quieren crear su propia consola portátil para emuladores desde cero.

¡Rememora momentos increibles con Game Boy Advance!

Consola Nintendo Game Boy Advance
¡Game Boy Advance es la consola más exitosa de la historia de Nintendo!
  • Pantalla a color de 32 bits y altavoz incorporado
  • Autonomía de 15 horas
  • Soporte para partidas multijugador, de hasta 4 jugadores.