Nintendo Classic Mini: Reseña NES

Un nostálgico viaje a los años 80

NUESTRO VEREDICTO

El Nintendo Classic Mini: Es una consola de juegos retro  moderna cómoda y fácil de usar.

El resultado general es positivo y encantador, tiene inconvenientes, como la necesidad de pulsar un botón físico cada vez que se quiere salir de un juego, y el cable del control es terriblemente corto.

PROS: Diseño fabuloso / Auténtica experiencia de juegos retro / Sutiles toques modernos

CONTRAS: Cables de control extremadamente cortos / El catálogo de juegos no puede ampliarse / En Reino Unido, no hay adaptador para conectarlo al tomacorriente

La Nintendo Entertainment System (o NES) fue lanzada en 1983, y ahora Nintendo la trae de vuelta, junto con 30 de sus mejores juegos en 2D.

No es un viaje de nostalgia completamente impecable, pero aparte de algunas dificultades de hardware, la Nintendo Classic Mini de 49 libras/$59 dólares/$99 dólares tiene éxito en casi todo lo que intenta.

Nintendo Classic Mini

Diseño

  • Gran diseño retro
  • Controlador auténtico de NES
  • El cable del control es demasiado corto.

Si estás familiarizado con el diseño de la Nintendo Entertainment System original, te harás una idea de cómo es la Nintendo Classic Edition

La Nintendo Classic Mini no tiene una ranura para cartuchos (todos los juegos se ejecutan en la memoria interna). Y, la consola utiliza el conector HDMI para conectarse al televisor.

El mayor cambio, es su tamaño y peso. Nos sorprendimos de lo pequeña que era la caja cuando la vimos por primera vez, y una vez que sacamos la consola, parecía aún más pequeña.

Dimensiones

La consola es de 126 x 99 x 43 mm (ancho x profundidad x altura). Es tan ancha como un iPhone SE es largo y debería caber en la palma de la mano, lo que significa que es una consola de verdad adorable. 

Sorprendentemente ligera, pero gracias a sus patas de goma antideslizantes se ajusta perfectamente a donde la pongas.

Mando

Aunque la consola ha sido adelgazada, el control sigue siendo de tamaño completo, y funciona exactamente igual al original de NES. 

Tiene la misma estructura de los botones ‘A’ y ‘B’ a la derecha, las teclas de dirección a la izquierda, y los botones ‘Start’ y ‘Select’ en el centro. 

Sólo tienes un control en la caja, con la opción de comprar otro por separado. 

La Nintendo Classic Mini es muy divertida como sistema para un solo jugador, pero obtendrás mucho más si inviertes en un segundo mando.

Si no lo quieres comprar, puedes conectar cualquier mando clásico de Wii que tengas por ahí y funcionará perfectamente.

El control está equipado con un cable extremadamente corto, y este es el mayor problema de toda la consola. 

Con poco más de 30″ (unos 75 cm), es sólo un tercio de la longitud de los mandos de la consola original, lo que significa que tendrás que sentarte incómodamente cerca del televisor. 

Muchos de nosotros podríamos haber hecho esto hace más de dos décadas, pero es menos divertido hacerlo ahora.

Si quieres sentarte en el sofá, en lugar de tener las piernas cruzadas en el suelo, tendrás que colocar la consola en el suelo o la mesa de café frente al televisor. 

Además de la consola y un único mando, en la caja también recibes un cable HDMI y un cable micro USB.

NIntendo Classic Mini - Consola

Desempeño

  • Buena, si no exhaustiva, selección de juegos
  • Interfaz bien diseñado
  • El rendimiento del juego es impecable
  • El botón esencial está en la consola en lugar del controlador
  • Una vez que arranques el Mini Clásico, serás recibido con una lista de 30 juegos de NES para elegir. 

Lista de Juegos

La lista completa de todos los juegos se encuentra a continuación. 

  • Balloon Fight
  • Bubble Bobble
  • Castlevania
  • Castlevania II: Simon’s Quest
  • Donkey Kong
  • Donkey Kong Jr.
  • Double Dragon II: The Revenge
  • Dr. Mario
  • Excitebike
  • Final Fantasy
  • Galaga
  • Ghosts’n Goblins
  • Gradius
  • Ice Climber
  • Kid Icarus
  • Kirby’s Adventure
  • Mario Bros.
  • Mega Man 2
  • Metroid
  • Ninja Gaiden
  • Pac-Man
  • Punch-Out! Featuring Mr. Dream
  • StarTropics
  • Super C
  • Super Mario Bros.
  • Super Mario Bros. 2
  • Super Mario Bros. 3
  • Tecmo Bowl
  • The Legend of Zelda
  • Zelda II: The Adventure of Link

Es una lista bastante extensa que omite relativamente pocos de los clásicos de la NES. 

Nos hubiera encantado ver a Metal Gear, Bionic Commando, Contra y Castlevania 3. Posiblemente el mejor de los Castlevanias de la NES, que de alguna manera ha sido omitido a pesar de la inclusión de las dos primeras ediciones. 

Sin embargo, en última instancia, los juegos incluidos son clásicos por derecho propio. Desde los humildes comienzos de varias franquicias, como Super Mario Bros y The Legend of Zelda, hasta juegos como Ice Climber, que nunca llegaron a generar franquicias propias.

Nos hubiera encantado que se dejara abierta la posibilidad de obtener más juegos para la consola a través de las descargas, o quizás un almacenamiento ampliable. Por desgracia la naturaleza de la consola, no permite jugar en línea ni con tarjetas SD.

Interfaz del sistema y opciones de menú

La interfaz del sistema, que se utiliza para seleccionar los juegos, está muy bien diseñada. Tiene un encantador equilibrio entre lo viejo y lo nuevo: es lo suficientemente funcional como para que puedas ver fácilmente qué juegos son para un solo jugador o para varios. 

Hay una opción de menú que te permite ajustar lo retro que quieres que se sientan.

NES-Classic-Edition

Opciones de pantalla

En un extremo está el modo “Pixel Perfect”, que te ofrece una colección de píxeles perfectamente nítida, y en el otro el modo “4:3”, que suaviza algunos de los bordes más duros. 

Por último, el “filtro CRT” añade artificialmente líneas de escaneado a cada uno de tus juegos, para que parezca que los estás jugando en un televisor mucho más antiguo. 

El modo predeterminado ‘4:3’ proporciona un buen equilibrio entre la dureza del modo de píxeles perfectos y la suciedad del filtro CRT. 

Opciones de guardado

La consola tiene una moderna función de guardado que te ayuda a continuar tu última partida. 

Para regresar al menú principal mientras juegas, puedes pulsar el botón ‘Reset’ de la consola en cualquier momento. Y, te dará la posibilidad de guardar tu progreso actual pulsando ‘Abajo’ en los botones de dirección.

Hay cuatro espacios de guardado disponibles para cada juego.

Esta funcionalidad significa que no tienes que esperar a que el juego te deje guardar si quieres salir ahora y poder guardar tu progreso. 

Sin embargo, si quieres usar los puntos de guardado del juego original, podrás hacerlo, pero ten en cuenta que no puedes mezclar y combinar los diferentes esquemas de guardado.

NES-Classic-Edition- Mini

Botón de reset

El único problema que tenemos con este sistema es la ubicación del botón “Reiniciar”, que es bastante importante para el proceso. 

Como está situado en la propia consola, tendrás que tenerla al alcance de la mano si no quieres estar constantemente levantado para pulsar el botón. 

Admiramos la dedicación de Nintendo para que el mando sea lo más auténtico posible. Pero habría sido muy bueno haber incluido algún tipo de atajo en el propio mando para poder salir de un juego.

Dejando de lado las pequeñas molestias, toda la interfaz de la consola es extremadamente simple y bien diseñada. Y, facilita la tarea de jugar algunos juegos.

Jugar a cada uno de los juegos se siente tan auténtico como es posible. La emulación que ofrece esta máquina es impecable, y jugar con un controlador similar al original es una sensación increíble.

Nos gustó

La Nintendo Classic Mini es una máquina con un diseño precioso, repleta de la mayoría de los grandes juegos de la consola. Aparte de un par de omisiones, todos los grandes están aquí, desde Super Mario Bros 3, hasta Puzzle Bobble y The Legend of Zelda. 

El control se siente genial en la mano, y es casi tan similar como se puede llegar al clásico joypad de la NES

La capacidad de poder salvar las partidas es un complemento muy útil, especialmente para los juegos que no permiten guardar los progresos tan fácilmente. Es una lástima que al usarla te obligue a pulsar un botón de la propia consola, en lugar de un mando. 

No nos gustó

El cable del controlador es demasiado corto, por ello prepárate para comprar un cable de extensión. No ser capaz de ampliar los 30 juegos de la consola es desafortunado, ya que hay un par de juegos clásicos de NES que faltan en su lista.

Debería haber un adaptador de corriente incluido en la caja del Reino Unido.

Veredicto final

Por encima de todo, la Nintendo Classic Mini es una auténtica experiencia de juego retro. Aquí no hay conexión a Internet, ni tablas de clasificación online, ni extras descargables, ni parches.

Parece una queja menor, pero el corto cable del mando es un problema enorme, y es todo lo que impide que esta consola cumpla casi perfectamente lo que se propone.

Dicho esto, la Nintendo Classic Mini es un fantástico y auténtico viaje por el camino de los recuerdos. Aunque podría haber sido mejor con cables de mando más largos y menos doloroso para la vista por estar sentado demasiado cerca del televisor.

¡Rememora momentos increibles con Game Boy Advance!

Consola Nintendo Game Boy Advance
¡Game Boy Advance es la consola más exitosa de la historia de Nintendo!
  • Pantalla a color de 32 bits y altavoz incorporado
  • Autonomía de 15 horas
  • Soporte para partidas multijugador, de hasta 4 jugadores.